Noticias

La Fundación Valhondo convoca cuatro contratos para el desarrollo de tesis doctorales en la Universidad de Extremadura

 

- El plazo de presentación de solicitudes finaliza el 31 de julio

- La duración de los contratos será de un año, prorrogable hasta tres

 

La Fundación Valhondo Calaff ha convocado cuatro contratos de investigación para el desarrollo de tesis doctorales en la Universidad de Extremadura.

El objeto de la convocatoria es que los beneficiarios de estos contratos predoctorales puedan cursar estudios oficiales de investigación relacionados con los campos Humanístico, Social, Científico, Biomédico y Técnico en los distintos departamento de la Universidad de Extremadura.

La duración de los contratos, que se iniciarán el 1 de octubre de 2017, será de un año prorrogable a dos más, hasta un máximo de 36 meses. La cuantía de los mismos asciende a 960 euros mensuales a pagar en 12 mensualidades.

Podrán optar a la convocatoria aquellos candidatos que sean naturales de la provincia de Cáceres y hayan cursado sus estudios de grado o licenciatura en cualquier centro de la Universidad de Extremadura; aquellos que sean naturales de la provincia de Cáceres y hayan cursado sus estudios fuera de Extremadura, si se da alguna circunstancia excepcional que lo justifique; así como aquellos que, sin ser naturales de la provincia, hayan cursado íntegramente sus estudios de grado o licenciatura en cualquiera de los centros universitarios situados en la provincia de Cáceres.

Los contratos están dirigidos exclusivamente a estudios presenciales y se desarrollarán a tiempo completo y con dedicación exclusiva. Además serán incompatibles con cualquier trabajo remunerado, beca o ayuda económica procedente de otra empresa u organismo.

El plazo de presentación de solicitudes se extenderá hasta el próximo 31 de julio. Las instancias, que deberán ir acompañadas por la documentación exigida en las bases, podrán presentarse de forma presencial en la sede de la Fundación Valhondo Calaff así como a través de correo postal (Plaza Mayor, 30 - 10003 Cáceres) o correo electrónico (info@fundacionvalhondo.org). Los interesados podrán consultar las bases de la convocatoria así como descargar los modelos de instancia y currículum en la página web de la Fundación www.fundacionvalhondo.org.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Fundación Valhondo incrementa su presupuesto para ayudas sociales logrando llegar a las 48 entidades que las han solicitado

 

- La cuantía destinada a las ayudas pasa de 85.000 a 125.000 euros

 

La Fundación Fernando Valhondo Calaff podrá atender este año, por primera vez, todas las solicitudes de ayudas sociales que se han hecho dentro de la  actual campaña de ayudas, al incrementarse la cuantía destinada para las mismas de 85.000 a 125.000 euros.

En total serán 48 las entidades de carácter social y humanitario que recibirán ayudas para el desarrollo de programas, proyectos o actividades, entre los que figuran la ayuda a centros de educación especial o de atención a personas con discapacidad física, psíquica o sensorial, o asociaciones de atención a otros ciudadanos en riesgo de exclusión social con ámbito de actuación en la provincia de Cáceres.

Además, entre los proyectos a subvencionar, destacan los destinados a la asistencia, atención e integración social y educación de los niños en situación de necesidad, enmarcados en el Legado Antonio Rodríguez.

Las entidades y proyectos beneficiarios de esta convocatoria de ayudas son los siguientes:

1. Asociación Extremeña de Fibrosis Quística

Proyecto: Atención integral a personas con fibrosis quística mediante la complementariedad de la fisioterapia respiratoria y cinesiterapia.

2. Asociación Católica Internacional de Servicio a la Juventud Femenina

Proyecto: Invierte, crece y sé tú misma.

3. Asociación para la Donación de Médula Ósea

Proyecto: "Arte para dar vida". Educación y sensibilización de la donación de progenitores hematopoyéticos a través de las artes escénicas.

4. Asociación Española Contra el Cáncer

Proyecto: Servicio de ayuda a domicilio para enfermos oncológicos en cuidados paliativos.

5. Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras demencias de Coria

Proyecto: Programa de apoyo integral a familiares y enfermos de alzhéimer.

6. Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer Norte de Cáceres

Proyecto: Formación en red para cuidador@s de personas con alzhéimer u otras demencias.

7. Federación de Familias Numerosas de Extremadura

Proyecto: Banco de ayuda a familias numerosas con escasos recursos económicos.

8. Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras demencias del Valle del Ambroz y Trasierra de Granadilla

Proyecto: Intervención musicoterapéutica con enfermos de alzhéimer y otras demencias.

9. Asociación de Fibromialgia de Extremadura

Proyecto: Promoción de la salud y la inclusión social en personas con fibromialgia.

10. Asociación de Familias de personas con T.E.A.

Proyecto: “Alianza”. Coordinación con Centros Educativos y mejora de la atención a personas con T.E.A.

11. Asociación Solidaria de Integración Al Compás

Proyecto: Al compás de la inclusión laboral II.

12. Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales de Cáceres

Proyecto: Servicio domiciliario a enfermos renales crónicos en situación de dependencia de la provincia de Cáceres.

13. Asociación de Ayuda a Personas en Exclusión Social 'Aldea Utopía'

Proyecto: Trabajando por las personas en exclusión social (sin hogar, drogodependientes, transeúntes, mujeres, jóvenes, etc.).

14. Asociación Cacereña de Familiares de Enfermos de Alzheimer

Proyecto: Programa de estimulación cognitiva Comarca de Trujillo.

15. Asociación de Niños con Déficit de Atención e Hiperactividad

Proyecto: Proyecto Hipercapaces.

16. Asociación de Alcohólicos Nominativos Extremeños

Proyecto: Puesta en marcha y mantenimiento del Aula de Informática como taller de terapia ocupacional.

17. Asociación de Caridad de San Vicente de Paúl

Proyecto: Actividades de la Asociación de Caridad de San Vicente de Paul para las parroquias de Cáceres.

18. Asociación Síndrome de Down de Plasencia

Proyecto: Programa de autonomía e integración en la comunidad para personas con síndrome de Down.

19. ASPAINCA

Proyecto: Programa de integración social "Con la diversidad, ganamos todos".

20. Asociación de Autismo del Norte de Extremadura

Proyecto: Intervenciones individuales basadas en ABA para niños, adolescentes y adultos con trastorno del espectro autista.

21. Asociación de Zooterapias y Terapias para la Integración de Discapacitados en Extremadura

Proyecto: Actividades grupales AZTIDE.

22. Banco de Alimentos de Cáceres

Proyecto: Compra de alimentos y productos infantiles.

23. Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres

Proyecto: Taller infantil Zagal.

24. Asociación de Ayuda en Carretera D.Y.A Extremadura

Proyecto: Formación en primeros auxilios para niños en situación de necesidad en el ámbito escolar y docentes.

25. Asociación para la Ayuda de las Personas con Autismo y sus Familias

Proyecto: Aprendiendo a ver y sentir como solo lo haces tú.

26. Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental FEAFES

Proyecto: Empleo con apoyo para personas con trastorno mental grave.

27. Federación Extremeña de Asociaciones de Personas Sordas

Proyecto: Accesibilidad y personas sordas.

28. Asociación Pro-Personas con Discapacidad Intelectual ‘Francisco de Asís’

Proyecto: Apoyo psicológico en la Residencia de la Asociación Francisco de Asís.

29. Fundación Secretariado Gitano

Proyecto: Aulas Promociona Fundación Valhondo: Porque continuar es ganar.

30. Fundación INPA-FRAMGUAD

Proyecto: Atención psicológica gratuita a familias con hijos con conductas agresivas y/o adictivas, en riesgo de exclusión social y a menores víctimas del acoso escolar y/o violencia de género y a los acosadores y maltratadores. Talleres preventivos del acoso y toda forma de violencia (incluida la de género) en los centros escolares.

31. Casa Familiar Virgen de la Montaña (Hermanos de la Cruz Blanca)

Proyecto: Actividades ocupacionales de verano 2017.

32. Movimiento Junior de Cáceres

Proyecto: Educación en valores en la población infantil con riesgo de exclusión social de Aldea Moret y su interrelación con otros barrios de Cáceres. El barrio y pueblo como entorno educativo en el tiempo libre: prevención de conductas asociales.

33. Plataforma Sin Barreras

Proyecto: Atención e inclusión integral de las personas con discapacidad en el ámbito rural.

34. Fundación Centro Santa Bárbara - Proyecto Hombre Extremadura

Proyecto: Perspectiva de género en adicciones.

35. Asociación de Personas Sordas de Cáceres

Proyecto: Rompiendo barreras.

36. Asociación Oncológica Extremeña

Proyecto: Mariposas.

37. Hermandad de Donantes de San Pedro de Alcántara de Cáceres

Proyecto: Animación infantil de lectura para niños con enfermedades dependientes.

38. Asociación de Minusválidos de Plasencia

Proyecto: Atención integral, oportunidades e inclusión.

39. Asociación Iter Renacimiento

Proyecto: Intervención socioeducativa con menores en barrios desfavorecidos.

40. Asociación Juvenil Nutria

Proyecto: II Campamento Solidario 'Salomé Ollero'.

41. Asociación RedMadre Extremadura

Proyecto: Proyecto de atención, asistencia y ayuda socio-sanitaria a madres con bebés en situación de exclusión social en Extremadura.

42. Asociación Centro de Escucha San Camilo

Proyecto: Actividades del centro de escucha San Camilo.

43. Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa

Proyecto: S.O.S "A tu servicio". Programa de supresión de barreras psicosociales en las Enfermedades Inflamatoria Intestinales (EII) y otras patologías similares.

44. Asociación Cacereña de Padres, Tutores y Protectores de Personas con Parálisis Cerebral y otras Discapacidades Afines

Proyecto: Taller de nuevas tecnologías con apoyo.

45. Asociación de Esclerosis Múltiple Extremadura

Proyecto: Herramientas para inclusión social en esclerosis múltiple.

46. Asociación de Familias Adoptantes de Extremadura

Proyecto: Desarrollo y estimulación del aprendizaje.

47. Asociación de Familiares y Amigos de Personas con Trastornos del Espectro del Autismo y otras Discapacidades de Campo Arañuelo

Proyecto: ARATEA incluye.

48. Fundación Igualdad Ciudadana

Proyecto: Emprendimiento social desde la economía social y solidaria. Ecodiseño circular de mobiliario.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Resolución de la convocatoria de becas para periodistas

Se ha resuelto por el Presidente del Patronato la adjudicación de la beca, objeto del Convenio entre la Fundación Fernando Valhondo Calaff y la Asociación de Periodistas de Cáceres, previa valoración de la comisión mixta de baremación, concediéndose la beca, en las condiciones contempladas en las bases de la convocatoria, a:  

Dª CRISTINA ROMAN RODRÍGUEZ

Se designan como reservas en el caso de que se produzca una renuncia durante el presente año a:

1.      Dª SANDRA IGLESIAS CATALÁN

2.      Dª ALBA PATRICIA MORENO FERNANDEZ

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Convocatoria de Ayudas y Legado Antonio Rodríguez

La Fundación Fernando Valhondo Calaff dentro del Plan de Actuación 2017 y en cumplimiento de sus fines fundacionales, establece la Convocatoria de Ayudas y Legado Antonio Rodríguez dirigido a asociaciones sin ánimo de lucro para el desarrollo de programas, proyectos o actividades, entre los que figuran la ayuda a centros de educación especial o de atención a personas con discapacidad física, psíquica o sensorial, o asociaciones de atención a otros ciudadanos en riesgo de exclusión social o la asistencia e integración social y educación de los niños en situación de necesidad cuyo ámbito de actuación sea la provincia de Cáceres.

Las ayudas del Legado Antonio Rodriguez provienen de los rendimientos del patrimonio de la Fundación Antonio Rodríguez García que se fusionó por absorción con la Fundación Fernando Valhondo Calaff.

Estas ayudas se concederán en régimen de concurrencia competitiva.

Con carácter general, los proyectos de las entidades o asociaciones que opten a las ayudas reguladas en esta convocatoria deberán enmarcarse en las líneas prioritarias establecidas por el Patronato de la citada Fundación, las cuales se enuncian a continuación:

1. Asistencia, integración social y educación de niños en situación de necesidad.

2. Atención a personas con discapacidad física, psíquica o sensorial.

3. Fomento de la inclusión laboral a personas con discapacidad

4. Atención directa a los siguientes grupos más vulnerables:

- Personas sin hogar

- Mujeres víctimas de violencia de género

- Personas con problemas de adicción (drogas, alcohol, juegos, etc…)

- Personas mayores

- Personas en situación de dependencia.

- Unidades familiares que carezcan de recursos económicos para satisfacer las necesidades básicas.

Las propuestas presentadas se ajustarán preferentemente a una de estas líneas específicas en la que habrán de competir con aquellos grupos que se hayan identificado con la misma línea prioritaria.

El importe total de las Ayudas es de 125.000 euros, de las que 25.000 euros corresponden al Legado Antonio Rodríguez, dichas cantidades se distribuirán entre las asociaciones que se hagan acreedoras de la misma

El plazo de presentación de las solicitudes finalizará el 19 de mayo a las 14:00 horas. 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Fundación Valhondo se suma a la tradicional "saca de corcho"

La Fundación Fernando Valhondo Calaff ha extraído el corcho de alcornoque de una de sus fincas de la provincia de Cáceres y con ello, contribuye de forma activa en el cuidado de sus propiedades rústicas. En concreto se trata del 'Olivar de Santa Fé', de 42 hectáreas de alcornoque, encina y olivo situada en el término municipal de Cáceres, muy cerca del Estadio Príncipe Felipe. Este proceso de extracción se lleva a cabo cada diez años aproximadamente y transcurrido este periodo desde la última saca, a principios del mes de julio una cuadrilla de corcheros se dispuso a recoger el corcho del tronco de este árbol mediterráneo. Hace unos años la finca sufrió las consecuencias de un incendio y algunos árboles se quemaron, aunque muchos de ellos ya se han regenerado. Pese a ello, la Fundación ha puesto especial cuidado en no dañar el árbol y limitarse a la extracción hasta el cruce, que en los árboles jóvenes supera el escaso metro de altura desde el suelo. 

El corcho se puede extraer por primera vez cuando el árbol tiene entre 30 y 60 años, aunque este dato no siempre es exacto. El primer corcho se denomina 'bornizo', patrón o corcho de belenes y solo es válido para la elaboración de elementos decorativos y aislamientos porque la corteza rugosa es más gruesa que la capa de corcho.  Por otra parte, tenemos el corcho 'segundero', que se obtiene al cabo de otros 10 años y es más ancho y regular. Finalmente, estaría el corcho 'amadía o de reproducción', mucho más ancho, de buena calidad y que puede ser utilizado para la fabricación de tapones de corcho. De media, un buen alcornoque puede dar unas 15 sacas de corcho, lo que supone que tendría una vida de más de 150 años. 

En esta ocasión, la Fundación Valhondo vendió su pila de corcho a una empresa de San Vicente de Alcántara (Badajoz) dedicada a la transformación de este material.

Proceso en imágenes del descorche o «saca del corcho»:

01. Traza y apertura

02. Separación y extracción

03. Alcornoque descorchado

04. Apilamiento

05. Transporte

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Alzhei Cáceres, entrenadores de memoria 

La memoria es uno de los tesoros más preciados que nos afanamos en guardar y conservar durante toda nuestra vida, pero ¿qué pasaría si cuando comenzamos a disfrutar de más tiempo libre, cuando podemos llevar a nuestros nietos al parque sin el estrés del día a día en el trabajo o podemos viajar sin preocupaciones, perdiéramos ese tesoro? Pues eso les ocurre a los usuarios de la Asociación Alzhei Cáceres, que acuden cada día al Club de la Memoria de Cáceres, donde sus profesionales intentan que el ritmo del deterioro sea más pausado y puedan seguir realizando sus tareas hasta que la enfermedad se lo permita.

María José Gutiérrez es trabajadora social de la Asociación y ella describe cómo funciona la jornada en el local situado en la Calle Évora del Nuevo Cáceres donde 25 usuarios acuden en distintos turnos para recibir todo tipo de terapia. El Club de la Memoria también funciona como centro de día con almuerzo incluido. Una de las novedades de este año ha sido la incorporación de la zooterapia que combina estimulación motriz con la ayuda de un perro labrador al que los ancianos adoran. La apuesta por esta actividad se consolidará al curso que viene, pues según Gutiérrez, “les viene fenomenal”.

Además de esta terapia, participan en talleres de karaoke, pase de cine antiguo, manualidades, cuentas, cocina y como no, juegos. También hacen salidas por la ciudad en fechas señaladas y los usuarios más independientes acuden a las tiendas del barrio a hacer la compra y pasan un ratito charlando en alguna cafetería mientras se toman su café con sus amigos para lograr que su rutina antes del alzhéimer continúe con normalidad.

Esta rutina es clave, pues los enfermos son conscientes de este deterioro y de hecho, hay personas que sin haber llegado a los 60 comienzan a notarse los síntomas. Cuenta María José que tuvieron el caso de una usuaria con 57 años a la que la enfermedad le pilló por sorpresa, aunque desde el primer momento supo explicar qué le pasaba."Los enfermos de alzhéimer son conscientes de su situación porque comienzan a tener lápsus en conversaciones con amigos o familiares y este miedo al ridículo a veces les hace encerrarse en casa, algo que hay que evitar", explica la trabajadora social.

Para que el objetivo principal del Club de la Memoria se cumpla, son fundamentales los papeles que desempeñan los trabajadores, unos 15 en total, y las familias, que son quienes se deben implicar en el cuidado del enfermo cuando finaliza la jornada, que suele ser a las 8 de la tarde.

Alzhei también dispone de un servicio de ayuda a domicilio en la ciudad de Cáceres en el que trabajan cuatro auxiliares. Además, en su afán de llegar a cuantas más personas mejor, desde hace varios meses disponen de una delegación en la localidad de Trujillo en la que ya atienden a 15 personas.

Por otra parte, de cara al nuevo curso pretenden adquirir una furgoneta para el transporte de los usuarios desde sus casas hasta la sede del Club de la Memoria y como taller más novedoso, un huerto en el patio de la comunidad donde está el local, aunque todavía quedan algunos trámites por solventar. Mientras tanto, los usuarios se divierten en el Club, cantan sus canciones de juventud y disfrutan recordando quiénes eran y lo felices que son conservando este gran tesoro. 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Los niños del Centro de Menores Jardín del Sauce se van de excursión a la Warner gracias a la Fundación 

Los niños y niñas del Centro de Menores Jardín del Sauce de Cáceres vivieron una jornada diferente y muy divertida el pasado martes 28 de junio en el parque temático Warner de Madrid gracias a la Fundación Valhondo, que corrió con todos los gastos de la excursión.

Los niños, acompañados por educadores y técnicos, disfrutaron bañándose en las piscinas y toboganes de la zona de agua y montándose en todo tipo de atracciones, algunas solo aptas para auténticos aventureros. Además, los personajes más famosos de este gigante cinematográfico como los Picapiedra, Piolín o el Gallo Claudio, les acompañaron en la visita que se prolongó durante todo el día.

Adultos y niños regresaron a casa con ganas de volver a repetir esta experiencia y por supuesto, cargados de alegría y energía, una actividad necesaria para que el verano en Cáceres no se haga tan largo. 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

El hogar de Francisco de Asís en Aldea del Cano cumple 10 años

En medio de la dehesa extremeña, rodeado de encinas, alcornoques y algunas vacas, se encuentra el Hogar para personas discapacitadas de la Asociación Pro-Personas con Discapacidad Intelectual “Francisco de Asís” que en 2016 cumple una década desde su puesta en marcha. Entre paredes encaladas y un edificio construido por los propios socios conviven 20 usuarios con discapacidad reconocida de más de un 75%, una situación que obliga a tener una ratio muy alta de trabajador por usuario pues actualmente en el Hogar trabajan 18 personas, 11 de ellas cuidadoras.

El centro comenzó a construirse en 1983 por los integrantes de la Asociación, que en la actualidad mantiene 250 socios, pero no se inauguró hasta 1996, pues los fondos llegaban poco a poco y las fases tardaban en ejecutarse. A su finalización, la Asociación contaba con un centro dotado con habitaciones individuales y compartidas, un comedor, varias salas de usos múltiples, cocina y despachos para los trabajadores, todas ellas orientadas a un enorme patio que les garantiza la luz en invierno. 

Según cuenta el vicepresidente de la entidad, Francisco Rubio Borreguero, dentro de la finca donde se encuentra ubicado el centro pretendieron hace unos años construir un albergue con la intención de fomentar la convivencia de sus usuarios con escolares y con otros dependientes de toda España. De hecho, el edificio central está en bruto porque no consiguieron fondos suficientes para finalizarlo. También pretendían convertir en zona verde los alrededores del propio albergue y construir una piscina, pero el proyecto se quedó en el aire por falta de ayudas. Ahora, hace escasas semanas han plantado árboles frutales de los que esperan obtener materia prima para elaborar compotas y mermeladas. Para aprovechar los recursos al máximo, el centro se abastece de agua gracias a dos pozos de sondeo, ahorrando así el gasto del suministro correspondiente.

En este aspecto, una de las iniciativas que sí ha funcionado y que está relacionada con el aprovechamiento del campo es la explotación ganadera, pues cuentan con vacas que mantienen gracias a un empleado del centro que también se encarga del mantenimiento del mismo. Las vacas las crían para venderlas y de ahí obtener financiación para el Hogar.

Las jornadas en el centro están marcadas por los talleres de estimulación que son impartidos por una psicóloga, un proyecto para el que han solicitado ayuda económica en la reciente convocatoria de la Fundación.

El programa se divide en cuatro: estimulación cognitiva, habilidades sociales y autoestima, psicomotricidad y estimulación basal, todas indispensables para el adecuado desarrollo del usuario en su día a día.

La labor de la terapeuta, psicóloga y demás cuidadoras es totalmente vocacional, pues el trato que reciben los usuarios no solo está centrado en la atención física sino en el cariño y sensibilidad, de ahí a que ellos ya consideren el Hogar como su gran familia, una familia distinta que convive en plena naturaleza pero integrada en la sociedad de las localidades más cercanas. La piscina de aldea y las fiestas de la comarca son la excusa perfecta para que estos usuarios sientan un poco más de cerca que su mundo también es el nuestro. 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Abierto el plazo para solicitar las Ayudas 2016

La Fundación Fernando Valhondo Calaff dentro del Plan de Actuación 2016 y en cumplimiento de sus fines fundacionales, establece la Convocatoria de Ayudas 2016 a Asociaciones sin Fines de Lucro para el desarrollo de programas, proyectos o actividades, entre los que figuran la ayuda a centros de educación especial o de atención a personas con discapacidad física, psíquicas o sensorial, o a asociaciones de atención a otros ciudadanos o personas en riesgo de exclusión social cuyo ámbito de actuación es la provincia de Cáceres. El plazo de presentación de solicitudes finalizará el 31 de mayo a las 14:00 horas.

Bases de la convocatoria

Modelo de instancia

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Fundación Inmpa-Framaguad alerta sobre el número de horas que pasan los menores en Internet sin vigilancia

El acoso escolar es uno de los problemas actuales más importantes en la educación y para luchar contra esta lacra, la Fundación Inmpa-Framaguad de Cáceres, con la que la Fundación Valhondo colabora desde hace tres años, lleva desde 2005 impartiendo talleres de concienciación en colegios y ofreciendo terapia gratuita a menores y a sus familias.

Guadalupe Andrada es la presidenta del Patronato de la Fundación y también su fundadora. Ella es psicóloga desde hace 36 años y en 2005 decidió que su labor debía llegar también a aquellos que no tenían posibilidades de pagarse una terapia cada vez más necesaria, puesto que los casos de violencia en el ámbito escolar y familiar crecían exponencialmente.

“Hay un gran incremento de la violencia desde hace siete años, en parte, porque los niños acceden a todo tipo de información sin ser vigilados por sus progenitores”, asegura Andrada. Este acceso se produce a través de todo tipo de dispositivos digitales y cada vez a edades más tempranas. En este aspecto, señala que un niño de nueve años posee una madurez cognitiva nula y todo lo que sucede a su alrededor le influye. "Tanto la mejor como la peor información está en la red, sin censura y, según los últimos estudios, pasan 1.200 horas anuales delante de ventanas abiertas en Internet frente a las 1.060 al año de presencia escolar”, precisa. De este modo, reflexiona: "es comprensible que la vida de estos pequeños se vea condicionada por la virtualidad de su día a día. Asimismo, afirma tajantemente “no puede ser que el móvil sea el regalo estrella para un niño de nueve años”.

Respecto a cómo se materializa psicológicamente esta realidad plagada de redes sociales y chats, Andrada asegura que hoy en día los chavales de 20 años no saben ligar porque se han vuelto insensibles, "nada les asusta ni escandaliza". En el futuro, según considera, van a tener problemas de todo tipo, se van a mover incluso en una franja limítrofe con la delincuencia. "Serán futuros maltratadores", predice. 

Por otra parte, existe un tema que les preocupa enormemente y es el incremento de la violencia psicológica entre las parejas jóvenes. “Hay un gran porcentaje de controladores. No son tolerantes a la frustración porque desde pequeños han tenido todo lo que han pedido después de una pataleta”.  Añade que,  por circunstancias de la vida y el trabajo, los padres aguantan menos y prefieren ceder ante las exigencias que estar en casa estresados. Esto deriva, según Andrade, en que los adolescentes crean que todo se consigue así, y "una chica o un chico que les gusta también". La buena sintonía en el núcleo familiar va ligada a la autoestima, pues se suelen valorar muy poco y proyectan sus miedos en el trato hacia los demás.

Su trabajo se desarrolla dentro de las aulas de los colegios, en concreto, en este curso pasarán por una decena de centros. Pretenden que el alumnado se implique en tareas preventivas y que dejen de comportarse mal con sus compañeros, pues el acoso escolar aumenta año tras año. Los agresores normalmente suelen ser niños violentos que, en edades a partir de los 15 años, tienen contacto con las drogas y otro tipo de adicciones, precisa la psicóloga, quien explica que el acoso no es la impopularidad, sino burlas constantes, insultos, críticas fuera de tono y episodios violentos que buscan ridiculizar al prójimo. Sobre el acosador, además de lo ya mencionado, destaca que normalmente no suele triunfar a nivel social y en cierto modo, es también marginado.

Sus talleres van enfocados a niños y jóvenes de entre 3 y 20 años y el objetivo es que puedan formarse, ilusionarse y que desarrollen su capacidad creadora, su autonomía y sus sentimientos y comportamientos prosociales. Con ello, según se puede leer en sus fines fundacionales, conseguirán ser más felices y, desde su libertad y compromiso, disfrutar de los recursos comunitarios independientemente de las características individuales: origen, sexo o creencias. 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Aftea pondrá en marcha en 2017 un centro integral de referencia en Extremadura para el tratamiento de personas con autismo

Aftea nació hace aproximadamente 10 años con el objetivo de dar soluciones a las personas con TEA (Trastorno del Espectro Autista) que la Seguirdad Social y la Administración dejaban en el limbo terapéutico. Desde su nacimiento, la Fundación Valhondo ha colaborado con ellos a través de donaciones anuales y en sus inicios, les cedió un piso en la Plaza Mayor que fue su primera sede. Hoy, una década después, Ana Belén Salas, la actual presidenta de la asociación muestra orgullosa el que se puede convertir en el centro de referencia de Extremadura para atender a este tipo de personas. Se trata de un local cedido por el Ayuntamiento de Cáceres con 1.000 metros cuadrados y que se encuentra situado en el Barrio de la Mejostilla, concretamente en la Calle Cayetano Polo Polito.

El centro, que actualmente está en construcción, contará con diversas salas espaciosas, incluida una sala de psicomotricidad que no tienen en ninguna de sus dos sedes, y por supuesto con todos los servicios necesarios. Calculan que estará operativo en el último trimestre de 2017, aunque la inversión tiene que ser aún mayor de la actual y quizás sobrepase los 500.000 euros presupuestados. En sus instalaciones se intentará que sus actuales usuarios, 68, y aquellos que lo soliciten, se hagan más independientes para que sus familias puedan afrontar el día a día de una manera más segura.

Los trabajadores de la asociación, 9 en la actualidad, imparten 97 tratamientos que se clasifican en tres tipos de terapias: la atención psicológica, la terapéutica y la relacionada con la logopedia. La atención temprana es fundamental, al igual que en otro tipo de discapacidades, puesto que con una adecuada estimulación pueden llegar a desenvolverse mejor en la sociedad. Todas estas intenciones se materializan a fecha de hoy en dos centros, uno situado en la Calle Évora, en el Nuevo Cáceres, y otro también en la Mejostilla. El primero es más espacioso y allí simulan una jornada diaria en la vida de cualquier cacereño, ir al baño, recibir clase, hacer la compra, cocinar...etc. Todo ello explicado a través de pictogramas que les anticipan lo que va a ocurrir. El segundo surgió porque el otro se les quedaba pequeño ante tanta demanda. De hecho, tienen a siete personas en lista de espera porque Aftea es la única asociación de estas características que tiene concierto con el SEPAD, una característica que permite que tras las evaluaciones pertinentes, estas personas sean derivadas a su atención. En este sentido, Ana Belén demanda una centralización de servicios y considera que esto podría ser factible en un centro más grande como el que están construyendo. 

Ana Belén destaca la importancia de referirse a la enfermedad en plural porque existen diferentes tipos de autismo y de ahí, que cada caso sea especial y necesite un tratamiento diferente. De hecho, según las necesidades de cada persona, reciben más o menos terapia con un número máximo de tres horas semanales. Por este motivo, hay padres que deciden complementar la terapia con actividades extraescolares, les llevan a natación o deciden que lo mejor es el contacto con los animales, de hecho, la hija de Ana Belén es una entregada amazona. También tienen la posibilidad de acudir a campamentos y convivencias que les permiten conocerse y relacionarse entre ellos. AsTienen chicos que han estudiado o están estudiando grados universitarios o ciclos de Formación Profesional.

Para que cada véz más niños se conviertan en adultos independientes y logren acceder a este tipo de formación, el sábado 2 de abril, fecha en la que se celebró el Día Mundial del Autismo, se reivindicó el impulso a la investigación, fundamental para el diagnóstico y tratamiento adecuado que permite que el autismo no sea un impedimento para que quienes la padezcan se intengren plenamente en la sociedad. 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

El hogar de Acisjf esquiva la crisis y continúa con su labor de acogida y formación de niñas

Entre sus muros han convivido cientos de niñas y jóvenes sin recursos que además de instruirse en la vida cotidiana y de aprender unas normas básicas, se han formado académicamente. Algunas han llegado a la Universidad y trabajan actualmente o lo han hecho, porque desde 1971, año en el que ACISJF (Asociación Católica Internacional Juventud Femenina) aterrizó en la ciudad, ha llovido mucho. En 45 años, su labor social y caritativa ha sido incuestionable y, con mucho mérito, se han ganado el cariño de los cacereños y de toda la región. Este respaldo se materializó en la Medalla de Extremadura que obtuvieron en 1998 y cuya placa enseñan con orgullo. Pese a ello, el apoyo, en el sentido económico, se ha visto mermado en los últimos años por parte de las instituciones y cada vez son menores sus ingresos. Esto les ha obligado a usar la imaginación para cuadrar sus cuentas, incluso han vendido las piezas de caza que han llegado de particulares durante esta temporada. 

En 2016 atienden a unas 14 chicas, la mitad duerme allí y la otra mitad va por las tardes a recibir clases, merendar y cenar. Es en este centro donde ACISJF emplea la ayuda que anualmente y desde 1986, le concede la Fundación Valhondo.

La amabilidad y generosidad de quien abre sus puertas a un familiar o a un amigo se palpan en el recibimiento de dos de los rostros visibles que forman ACISJF, su presidenta, Corazón Rosado Durán y su fundadora, Ana María Marzal Fuentes, con décadas de trabajo y experiencia a sus espaldas. En la Plaza de San Juan, en el centro de la ciudad, se ubica su hogar, un palacio con fachada de ello e interiores de casa. Este es el objetivo de la Asociación y del grupo de mujeres voluntarias por cuyas manos han pasado más de 1.000 niñas y jóvenes. Hay historias para todos los gustos, desde las más duras y crueles hasta las más dulces, con jóvenes que han dejado huella por su capacidad de adaptación y su fuerza de voluntad para conseguir cambiar el rumbo de su vida como es el caso de una joven con asperger que está cursando 3º de Derecho. 

"Las niñas llegan derivadas de los trabajadores sociales de los ayuntamientos y nosotras las acogemos y procuramos que se integren", asegura Corazón. A las pequeñas no les falta casi de nada e incluso reciben clases de profesoras (también voluntarias). En todo este tiempo han atendido ya a hijas de madres que convivieron con ellas. 

Además del hogar, cuentan con otro inmueble en la calle Pereros, en el casco histórico. Se trata de un antiguo colegio de las Hermanas Trinitarias del que disfrutan por un arrendamiento económico. Allí tienen un servicio de acogida donde de lunes a jueves reparten alimentos; muebles; mobiliario infantil y ropa. Allí, también, gracias a las voluntarias, escuchan a quien lo necesita. Actualmente 280 familias se benefician de estas ayudas que siempre van precedidas de un exhaustivo estudio por parte de los trabajadores sociales del IMAS (Instituto Municipal de Asuntos Sociales) en Cáceres. A fecha de hoy existen 19 centros de reparto en la ciudad distribuidos por los barrios. El de ACISJF es un centro de refuerzo que en momentos puntutales, cuando el resto está saturado, recepciona a familias de otras zonas. En épocas clave como la Navidad regalan juguetes a los niños necesitados gracias a un acuerdo al que llegaron con la Fundación AREMA. Es también en Navidad cuando su hogar se abre a los sin techo, a los que les dan cena y hasta en algunas ocasiones, dinero. Son gestos que contribuyen sin lugar a dudas a paliar la tristeza y la desesperanza de la sociedad cacereña. 

El voluntariado, una vez más, es el alma de esta asociación con años de experiencia que ya piensa en un relevo generacional que defienda con la misma ilusión el espíritu de ACISJF. 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Asociación Española contra el Cáncer, un apoyo fundamental para los enfermos de la provincia

Una noticia reciente asegura que en 2016 el cáncer matará en el mundo a 8 millones de personas. Con cifras así la labor de la AECC se hace indispensable ya que, además de reducir el impacto de la enfermedad, potencia la investigación sanitaria para que estos números disminuyan o al menos, no crezcan. La presidenta de la junta provincial de la AECC de Cáceres, Carmen Romero, considera que los avances son muchos y gracias a ellos ha aumentado el porcentaje de supervivencia. “Se están descubriendo nuevos tratamientos, por ejemplo, en Italia recientemente se ha desarrollado un tratamiento para luchar contra el cáncer de pulmón”, asegura.

La Fundación Valhondo colabora desde años con la AECC, que actualmente cuenta con 156 voluntarios y seis profesionales en la ciudad. Un gran porcentaje de ese voluntariado es testimonial, es decir, han pasado por la enfermedad y desean dar ejemplo. Su misión consiste en apoyar al enfermo para que este se sienta respaldado y comprendido, algo fundamental. También asisten a aquellos que están solos y no cuentan con la protección familiar.

El cáncer se plantea como un obstáculo al que tienes que vencer y para ello contarás, además de con la imprescindible ayuda médica, con el servicio de acompañamiento que ofrece la AECC. La Asociación está siempre junto al enfermo, pues en la ciudad tienen presencia en el Hospital San Pedro de Alcántara. Muchas veces son los propios oncólogos los que se ponen en contacto con ellos para pedirles que atiendan determinados casos y acuden al Hospital, charlan con los pacientes e intentan que su ánimo mejore, ya que la parte psicológica en este proceso de recuperación es fundamental.

Además, la AECC cuenta con un piso cedido por el Ayuntamiento cacereño en el que la familia del enfermo y el propio paciente se pueden alojar de manera totalmente gratuita cuando este acuda a Cáceres para someterse a algún tratamiento de varios días. El inmueble posee cuatro habitaciones con capacidad para dos personas cada una y el mantenimiento y los gastos corren a cargo de la asociación. Este proyecto ha contado con el apoyo de la Fundación en años pasados y actualmente la ayuda se ha derivado a la atención a domicilio de los enfermos con cuidados paliativos.

Otro de los pilares de esta Asociación es la investigación, que está centralizada en la Fundación Científica en Madrid y que avanza sin descanso. Gracias a estos nuevos métodos, en dos décadas se ha conseguido reducir la mortalidad del cáncer un 20%, y en algunos casos como el cáncer de mama esta cifra se sitúa en el 85%.

Carmen Romero destaca entre sus grandes logros a nivel regional el impulso del cribado del cáncer de colon, un diagnóstico obligatorio desde principios de año en Extremadura. Según Romero, la AECC presionó para que esto se materializara, pues esta técnica es muy efectiva en el diagnóstico precoz de la enfermedad.

Así pues, investigación, prevención y ayuda se convierten en las claves del día a día de una asociación que desempeña uno de los trabajos más complicados, mitigar el dolor y la desesperanza de los enfermos.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Unidad de Atención al Estudiante ayuda a 138 universitarios con discapacidad en Extremadura 

La Unidad de Atención al Estudiante (UAE) prestó ayuda en el curso 2014/15 a 138 universitarios con discapacidad matriculados en algún grado de los campus de Cáceres o Badajoz, donde facultades como la de Derecho o Económicas y Empresariales aglutinaron los mayores números con 20 y 12 alumnos respectivamente.

Asimismo, organizaron charlas y sesiones formativas con los profesores en las que les asesoraron sobre el protocolo de actuación, no definido aún, a demanda del propio colectivo.

Según explicaron en la reunión anual con la Fundación Valhondo la trabajadora social de la UAE, Diana Arroyo y la psicopedagoga, María Barquilla Fundación, año tras año se incrementa el número de alumnos con discapacidad que acceden a grados universitarios, por ello los docentes requieren de más formación puesto que, en algunos casos, no saben ni cómo resolver, por ejemplo, la adaptación de un examen a un joven con discapacidad visual.

Por otra parte, la UAE presta atención psicopedagógica a los alumnos que así lo soliciten, aunque a veces son alertados por familiares u otros compañeros. Se encuentran con casos de todo tipo, desde jóvenes con falta de adaptación social, algo indispensable para trabajar en los grupos que ha fomentado el Plan Bolonia, hasta alumnos que han sufrido malos tratos por violencia machista o familiar. Aunque es menos habitual que en la enseñanza obligatoria, también han tenido que atender algún caso de Bullying o acoso escolar, una práctica que la UAE intenta erradicar de manera tajante con reuniones inmediatas con los afectados y el Consejo rector de la facultad implicada. Una de las recomendaciones que ofrecen en las charlas con los alumnos es que su mayoría de edad les capacita tanto para bien como para mal, es decir, que pueden ser acusados directamente por la vía penal, algo que conlleva penas de cárcel.   

También en el pasado curso la UAE formalizó sendas propuestas a las Facultades de Derecho y Filosofía y Letras en Cáceres para adaptar sus accesos a los estudiantes usarios de sillas de ruedas. Esta solicitud fue muy bien acogida y de hecho, ya iniciaron el estudio.

La UAE presta su apoyo de manera desinteresada y su labor crece exponencialmente curso tras curso, por eso la Fundación felicita a la entidad y le anima a seguir luchando por la igualdad. 

Cabe recordad que la Fundación Valhondo firmó el primer convenio con la UAE en 2004 y desde entonces ha colaborado con la entidad a través de ayudas anuales que han permitido, entre otras cosas, crear una base de datos que facilita la gestión y la clasificación de todos los casos tratados.  

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Repartimos 81.500 euros entre 39 asociaciones sin ánimo de lucro de la provincia

La Fundación Fernando Valhondo Calaff ha repartido 81.500 euros en ayudas sociales, a 39 asociaciones y entidades sin ánimo de lucro con proyectos en la provincia cacereña, con lo que hemos logrado llegar casi al 80 por ciento de los colectivos demandantes.

Se trata de la ayuda anual correspondiente al año 2015 y que la Fundación convoca con el objetivo de paliar la desigualdad en la provincia y que premia los proyectos destinados a las personas en riesgo de exclusión social por distintos motivos. Entre ellos está la discapacidad, las enfermedades de difícil cura o la pobreza en todas sus variantes.  

Entre las iniciativas reconocidas se encuentran las propuestas por Cáritas, Cruz Roja, El Banco de Alimentos de Cáceres, la Asociación Española Contra el Cáncer, la Asociación de Caridad de San Vicente de Paúl, la Asociación de Alcohólicos Nominativos Extremeños, DYA, la Fundación Secretariado Gitano, la Casa de la Misericordia de Pinofranqueado, la Asociación Al Compás, el Colectivo La Calle, El Teléfono de la Esperanza, Aftea y Divertea.

Asimismo, algunos de los proyectos subvencionados han sido la compra de alimentos infantiles para familias sin recursos, la atención psicológica de colectivos desfavorecidos, la acogida de jóvenes, la concienciación contra el consumo de drogas, la inserción laboral de personas discapacitadas o el tratamiento de enfermedades como el alzheimer y la fibrosis quística.

La cantidad máxima otorgada por asociación ha sido 5.000 euros y ninguna ha sido inferior de 1.000 euros. Para la concesión de las ayudas se ha valorado fundamentalmente la urgencia y necesidad de los servicios prestados así como la incidencia del proyecto en la sociedad cacereña.

A lo largo de 2015, hemos comprobado a través de visitas y entrevistas a las entidades el retorno que ha tenido la ayuda todos estos años, 30 se cumplieron en 2015 desde la primera convocatoria, y el balance ha sido más que positivo. 

Relación de ayudas y proyectos

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

El Teléfono de la Esperanza recibe más de 3.600 llamadas en 2015

 

El teléfono de la Esperanza de Cáceres recibió 3.640 llamadas en 2015 con motivos dispares que giran en torno a la soledad, la depresión y a la necesidad de ser escuchados, algo que según el presidente de esta asociación, Manuel Femia, son “los problemas del hombre en la actualidad”. Femia destaca que en los últimos años las llamadas por problemas económicos han aumentado, aunque no importa el motivo pues, según defiende “para todo existe una solución”. 

“Cuando aprendas a escuchar podrás hablar” o “el que sabe escuchar sabe comprender” son algunas de las frases que decoran las paredes de la sede cacereña de la asociación. Se trata de un piso en el que además de recepcionar las llamadas, atienden a las personas que necesitan terapia psicológica.

Cuando el orientador descuelga el teléfono lo primero que escucha es un resumen desordenado de la vida del que llama, después le recuerda que dispone del tiempo necesario para contar lo que desee porque en el Teléfono de la Esperanza están para eso. Durante la llamada, que puede prolongarse horas, el usuario se libera de su angustia. Según Femia, no existe una palabra adecuada sino que lo que les cura es compartir su tragedia, “la llamada es por supuesto, anónima y espontánea y se manifiestan cosas que no podían ser contadas de otra manera”, aclara.

El orientador escucha y guía, pero no aconseja porque, según Femia, cuando aconsejas te pones en un escalón superior y no resulta eficaz que se establezcan diferencias de nivel.

En algunas ocasiones, la causa de la llamada es un problema psicológico extremo que conduce a la persona a la preparación de su suicidio. En ese momento necesita que la invitación a que acuda al especialista sea seria y eficaz. A veces, les han alertado de un suicidio inminente, algo que intentan evitar y que a veces han conseguido. El psicólogo es gratuito, cuentan con dos profesionales, y no se pide ninguna acreditación al paciente de no tener recursos, en caso de que sí los posea, se le da una atención básica hasta resolver el problema más grave y después se le recomienda acudir a otro profesional. También orientan jurídicamente, pero nunca defienden, si necesitan defensa gratuita le explican los trámites.

El teléfono está abierto a todo el mundo sin ideología. De hecho, también reciben llamadas de niños con problemas de acoso escolar y maltrato familiar. En estos casos, El Teléfono de la Esperanza intenta averiguar hasta qué punto los hechos narrados son veraces, ya que al tratarse de menores deben extremar las precauciones.

En la actualidad poseen 36 voluntarios que pertenecen a distintos campos desde la enseñanza a la sanidad y pese a que no se les exige ninguna titulación, sí se les pide que tengan unos mínimos de cultura y que se desenvuelvan bien ante las llamadas que llegan los 365 días del año y durante 24 horas al día, pues no hay descanso. Para que esto ocurra, se desvían las llamadas a Badajoz, Sevilla, Huelva, Córdoba, Santiago y Las Palmas, las ciudades con las que Cáceres tiene consorcio. No todos las semanas tienen guardias, sino que se turnan para poder descansar.

Siguiendo su filosofía de "más vale prevenir que curar", desde el Teléfono de la Esperanza se imparten cursos de formación que tienen el objetivo de educar en aspectos fundamentales de la vida a colectivos de riesgo como inmigrantes, personas mayores, adolescentes, alcohólicos, ludópatas o presidiarios.

De hecho, a esta labor, entre otras, es a la que ha contribuido la Fundación Valhondo con las ayudas anuales. Un granito de arena de una montaña construida a través de la paciencia y de la espera.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Divertea lucha por conseguir que no haya autistas "de primera y de segunda"

Divertea es una asociación sin ánimo de lucro que nació hace tres años en Cáceres gracias al afán de superación de Rosa Simón, la madre de Hugo, un niño con TEA (Trastorno del Espectro Autista) que después de años de terapia ha conseguido llamar a su madre cuando la necesita. ¡Mamá ven! -dice Hugo- y Rosa lo reproduce orgullosa.

A raíz de este obstáculo que le puso la vida, Rosa se empeñó en que no hubiera autistas “de primera y de segunda”. De hecho, cuenta que ha perdido dinero en su lucha por conseguir este propósito. Explica que la Seguridad Social te facilita un tratamiento en un centro de Atención Temprana que consiste en dos sesiones semanales de 45 minutos cada una, algo que, a su juicio, se debe complementar con una atención especializada a la que no todas las familias pueden acceder económicamente.

Actualmente, Divertea cuenta con 25 usuarios, 17 niños con edades comprendidas entre los 2 y los 9 años que acuden a terapia individual, y 8 niños “mayores” y adolescentes que participan en talleres de ocio, pintura y música.

Durante tres años de sacrificio económico y psicológico, Rosa se ha visto reconfortada por el progreso de los niños ayudados por las terapeutas, cuatro jóvenes a las que Rosa admira y alaba por su don con los pequeños. Una de ellas, María Jesús, explica en qué consiste la terapia individualizada, ABA (modificación de conductas en niños con autismo) y destaca que se trata de un proceso de aprendizaje “pasito a pasito” que va desde la sencilla acción de sentarse en una silla, hasta la comunicación, el mayor reto para un niño con autismo. Los niños pasan cinco horas a la semana en el centro, pero es en el colegio y en sus casas donde transcurre su día a día. Estos dos puntos son claves, por eso Divertea forma a profesores de manera casi altruista y por eso también, María Jesús dota a los padres implicados de técnicas para atender de forma adecuada a sus hijos.

Divertea funciona gracias a las ayudas, a la iniciativa de Rosa y a los padres de los niños que aportan una cuota mensual. Entre estas ayudas está la de la Fundación Valhondo, que colabora en el proyecto ActivaTea, centrado en la atención a las familias. Para que se entienda cómo es el trabajo de una madre, Rosa subraya que Hugo funciona a través de pictogramas, los niños con TEA aprenden de forma visual y se angustian porque su cerebro no procesa la información oral, por lo que han de anticiparse a los acontecimientos para que el niño esté tranquilo.

Además de todo lo que cuenta Rosa, poco se sabe del TEA, de hecho, ella ha invertido sus ahorros en averiguarlo. Su insistencia le llevó este verano hasta la Universidad de UCLA, en California, donde fue testigo de los últimos estudios relacionados con la enfermedad. Según cuenta, en EE.UU están impulsando una técnica para detectar el autismo en el embarazo que pondría el foco de atención en unos pliegues en la placenta y en la nuca que se forman durante el periodo de gestación de un niño con TEA.

Ella desea acabar con el desconocimiento y para ello se agarra a lo que sea, ya sean desfiles de moda, venta de pulseras o gira por medios de comunicación. En uno de estos eventos coincidió con el actor cacereño Daniel Holguín a quien Rosa le propuso colaborar con ellos. Holguín no se lo pensó dos veces, aunque le aseguró que ayudaría a Divertea a través de su profesión y de forma activa. De esta primera conversación surgió el boceto de “Héroes”, un documental que contará la vida real de tres niños con TEA a través de los testimonios de la familia, terapeutas y especialistas.

Pese a que el cortometraje está aún en proceso, ya se ha podido ver un adelanto en un spot que ha tenido difusión a nivel nacional y que ha contado con la participación de actores de la talla de Fernando Tejero, Inma Cuesta, Muchachito, Alberto Amarilla y Víctor Clavijo, entre otros. En Héroes, será la voz de José Coronado la que hile las historias.

Divertea quiere que la sociedad se conciencie sobre esta realidad y que contribuya al progreso de las personas con TEA, un colectivo que puede llegar lejos con el empujón adecuado. 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Inpa-Framaguad organiza una charla sobre la vida con el catedrático y Premio Nacional de Investigación Carlos López Otín

La Fundación INPA- Framaguad organiza hoy, 17 de noviembre, a las 20:00 horas una charla sobre la vida y sus respuestas genómicas de la mano del catedrático y Premio Nacional de Investigación "Santiago Ramón y Cajal" Carlos López Otín. 

El coloquio, que lleva por título ¿Qué es la vida? ¿Qué es la enfermedad?: respuestas genómicas, tratará de acercar al público en general algunas de las posturas clave para afrontar una enfermedad y la propia vida. 

La cita es en el salón de actor de Clavellinas y su entrada es gratuita. 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Una veintena de jóvenes encuentra empleo en 2015 gracias al Colectivo La Calle

"Positividad y buena disposición" son las claves para encontrar un trabajo en la actualidad. Así lo subraya Elena Méndez, la coordinadora del Colectivo la Calle en Cáceres, una ONG que nació en 1987 con el propósito de facilitar el desarrollo y la inserción de menores, jóvenes y otros colectivos en riesgo de exclusión social. Además de estas cualidades, también son necesarias la preparación y una gran dosis de suerte. Todos estos ingredientes son los que hoy en día se cuecen en las instalaciones de esta ONG y cuyo plato final ha dado como resultado que en 2015 se incorporen 21 jóvenes al mercado laboral.

Explica Elena que la asociación ayuda a que los usuarios consigan esa actitud positiva, ya que algunas personas llegan a su sede de la Plaza Mayor muy desmotivadas. “Queremos demostrarles que no están solos en su camino, sino que podemos ayudarles y que se deben dejar guiar”, afirma.

Tienen convenios con casi 700 empresas, desde negocios familiares a grandes superficies, una colaboración fundamental que les permite cosechar estos buenos resultados. Dentro del programa “Prácticas Reales en Empresas”, en 2014 se lograron 13 inserciones laborales y este año, según cuenta Elena, ya se han producido 19 contrataciones, aunque al cierre del año se producirán otras dos más, hasta las 21.

El Centro de Apoyo al Empleo, dentro del que se desarrolla el programa anterior, se puso en marcha en 2007 y en él ha colaborado la Fundación Valhondo en los últimos años, en 2014, en concreto, lo hizo con el Programa “Empléate”.

La Calle no solo se centra en la búsqueda de empleo sino que también abarca otras áreas como la promoción educativa, la promoción sociocultural y la atención de problemáticas sociales específicas.

Dentro de esta última área se encuentra otro proyecto de reciente creación, la apertura y mantenimiento de dos pisos dirigidos a jóvenes extutelados por la Junta de Extremadura. En total, conviven en ellos siete jóvenes, que compaginan sus estudios con la promoción de su autonomía. “Son personas que no tienen un perfil para seguir tutelados pero que no tienen recursos suficientes como para irse a vivir a un piso independiente”, asegura Elena, quien matiza que los requisitos para entrar en estas viviendas están acotados, pese a que a veces hacen excepciones dependiendo de la situación de la persona.

Su principal misión es atender a colectivos vulnerables, pero también hay hueco para familias en apariencia normal, pero que están desestructuradas por la violencia que se genera en el hogar. Elena asegura que ha aumentado el número de este tipo de personas que demandan su atención.

La Asociación ha aprendido a vivir con la realidad de la ciudad, algo que a veces limita su progreso, por ello, desea que Cáceres crezca y para ello, considera necesario que el tejido empresarial aumente y sea más sólido. En este sentido, cree que es fundamental que la Administración apueste por la actividad comercial y apoye a entidades “pequeñas” que, como la suya, logran grandes beneficios para la ciudadanía.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Abierto el plazo para solicitar las Ayudas 2015

 

La Fundación Fernando Valhondo Calaff dentro del Plan de Actuación 2015 y en cumplimiento de sus fines fundacionales, establece la Convocatoria de Ayudas a Asociaciones sin Fines de Lucro para el desarrollo de programas, proyectos o actividades, entre los que figuran la ayuda a centros de educación especial o de atención a personas con discapacidad física, psíquicas o sensorial, o a asociaciones de atención a otros ciudadanos o personas en riesgo de exclusión social cuyo ámbito de actuación es la provincia de Cáceres. El plazo de presentación de solicitudes finalizará el 30 de octubre a las 15:00 horas. Leer más

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Fundación Valhondo felicita a Cáritas y a los Bancos de Alimentos de Cáceres y Badajoz por la Medalla de Extremadura

 

La Fundación Valhondo reconoce la labor de estas entidades sociales y valora su afán por conseguir que los extremeños en riesgo de exclusión tengan una vida más digna. Su trabajo en Extremadura es incuestionable y este tipo de reconocimiento seguro les servirá de estímulo e impulso para seguir ayudando a todo aquel que lo necesita.  ¡Enhorabuena!

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Asociación sin ánimo de lucro estima en un 4% la bajada de usuarios desde principios de año en Cáceres

El Banco de Alimentos recibe la Medalla de Extremadura por su labor social

 

Cuando en enero de 1996 unos valientes voluntarios decidieron emprender esta aventura solidaria no se imaginaban lo que hoy, casi 20 años después, conseguirían con su trabajo. Sin aquellos voluntarios y los actuales, unos 350 cuyo número varía dependiendo de la época del año y de las necesidades, no sería posible llegar a los miles de usuarios que tienen ahora.

La Fundación Valhondo comenzó a colaborar con el Banco de Alimentos en 1998 y desde entonces ha contribuido con su aportación, entre otras cosas, a la adquisición de una de las furgonetas con la que reparten los productos a más de un centenar de asociaciones de toda la provincia, ya que son estas, mediante una criba previa, las que gestionan cómo y a quién se le incluye como usuario. En el último año, con la ayuda de la fundación compraron productos para bebés: pañales, potitos y papillas.

En 2015 han recibidido la Medalla de Extremadura junto al Banco de Alimentos de Badajoz y también la Tenca de Oro. La imagen más destacada de esta asociación es la de su presidente, Juan Carlos Fernández Rincón, quien valora los nuevos reconocimientos pero lo achaca a la colaboración ciudadana y empresarial. Explica que son tres las formas en las que reciben los alimentos. La primera, a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), que les proporciona los alimentos que llegan desde Europa de forma regulada. La segunda es la compra directa a través de las ayudas que reciben por parte de la Junta de Extremadura, la Diputación o las fundaciones como la nuestra. Y la tercera se basa en las recogidas que hacen a lo largo del año, dos principalmente, gracias a un convenio que tienen firmado con grandes almacenes como Mercadona, Carrefour o El Corte Inglés.

De todas estas maneras y también con donaciones de particulares y empresas consiguen comprar toda clase de alimentos, aunque Fernández Rincón reconoce que aún les hace falta más leche, aceite y conservas.

En cuanto a la calidad de los productos, asegura que en un futuro les gustaría hacer una criba saludable. Pero este futuro viene condicionado por el número de usuarios que tenga el Banco de Alimentos en los próximos años. Pese a que estima en un 4% la bajada de personas a las que ayudan, considera que esta cifra no es estable y que la recuperación económica tardará en llegar a las capas medias y bajas de la sociedad. Fernández Rincón muestra su interés por incorporar entre sus alimentos embutidos y carne, algo para lo que ya han iniciado los contactos, y también por mantener el aporte de frutas y verduras.

Estos y otros intereses los trasladaron en la reunión anual de Bancos de Alimentos de España que se celebró en junio. En ella, según cuenta el presidente cacereño, se perfiló la posibilidad de que en unos años, los beneficiarios se formen o realicen tareas sociales positivas a cambio de la ayuda que reciben por parte de las instituciones.

De cara al próximo curso, retomarán su gran recogida de noviembre y los habituales contactos con grandes almacenes y casas. Esperan y desean que su ayuda siga llegando a los cacereños que más lo necesitan.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Down Cáceres apuesta por la inclusión educativa a través de la especialización docente

La Asociación Síndrome de Down de Cáceres, con más de 60 usuarios en la ciudad, apuesta por la inclusión en las aulas educativas a través de la especialización docente. Esto incluiría, entre otros aspectos, la creación de la figura de mediador en los tiempos recreativos del alumno. Es decir, un monitor que atienda a los niños y niñas en un tiempo en el que se consolidan las amistades de la infancia y la adolescencia. Pretenden la normalización en juegos y actividades lúdicas. 

Según el gerente de la Asociación, Andrés Talavero, se trata de uno de los objetivos más importantes que tienen y al que se añade la independencia de sus usuarios y su incorporación al mundo laboral. Para lograr esa independencia, en el verano de 2014, Down Cáceres abrió un piso semiautónomo por el que pasaron hasta esta primavera una docena de usuarios. La Fundación Fernando Valhondo Calaff les ayudó en este proyecto que finalmente ha tenido que ser paralizado ante la falta de fondos y los costes tan elevados.

Explica Andrés que para los usuarios ha sido un golpe duro tener que volver a sus casas porque algunos habían avanzado considerablemente en la adquisición de rutinas. Por este motivo, adelanta que uno de los pilares en los que se sustentarán las metas de la asociación será más apoyo para la autosuficiencia de las personas con Síndrome de Down.

Hoy en día la esperanza de vida de sus usuarios ha aumentado considerablemente hasta alcanzar en algunos casos los 60 años, algo que condiciona a las familias, puesto que muchos padres envejecen con el miedo a dejar a sus hijos solos. Esta razón fundamenta otro de lo objetivos de la Asociación: la creación de una residencia para personas mayores y discapacitadas. "Es algo prioritario", asegura Andrés, quien también es consciente de la dificultad que conlleva su materialización. 

Además de que los usuarios viven más tiempo, lo hacen cada vez mejor gracias a los avances en la ciencia. Uno de los últimos estudios científicos está basado las propiedades del té verde. Se ha demostrado en ensayos con adultos que una de sus proteínas, la epigalocatequina galato, que también ayuda a los pacientes de Alzheimer, produce una mejora cognitiva en las personas con trisomía 21 (Síndrome de Down). En niños se calcula que la mejora podría ser aún mejor y llegar incluso a igualar la capacidad cognitica de un chaval con Síndrome de Down con la de uno que no lo tenga. Este proyecto será presentado en septiembre en Cáceres, según adelantó Andrés. 

Todos estos propósitos no podrían ser una realidad sin que la ciudad sufriese algunos cambios. Por ello, a pesar de que Andrés reconozca que en los últimos años se han eliminado muchas barreras físicas para la movilidad de las personas discapacitadas, indica que aún quedan algunos escoyos "intelectuales". "Cuando una línea de autobús cambia su recorrido, el discapacitado se pierde entre tanto jeroglífico", asegura. También lamenta que en toda la ciudad no haya ningún columpio adaptado, algo fundamental, a su juicio, para que los pequeños se sientan como el resto en sus horas de ocio.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Alimentar a quien lo necesita

Las hermanas del comedor de San Vicente de Paúl dan de comer a quien lo necesita. Así, sin más, no le preguntan su origen ni tampoco por su religión, simplemente le ofrecen lo que tienen, que no es poco. Una comida caliente, aseo, ropa, bocadillos para la cena y compañía. Sobre las 12:15 se abren las puertas de esta casa situada en pleno corazón del casco antiguo de Cáceres. Se respira a limpio, ya que, según cuenta la superiora de la Compañía, Ana Teresa Franco, en estos casos la limpieza es fundamental.

La edad media de las quince hermanas de la compañía supera los 70 años, pero todas colaboran en sacar adelante la Obra Social “La Milagrosa” que, según la superiora se mantiene gracias “a la providencia” y a donaciones públicas y privadas, entre las que se encuentra la de la Fundación Fernando Valhondo Calaff.

Explica Sor Ana Teresa que una de las hermanas con más edad se levanta sobre las 6 de la mañana y comienza con las tareas propias de la cocina. Toda la ayuda que reciben es poca, pues deben afanarse en preparar las 60 raciones de comida diarias que reparten entre el almuerzo y la cena. Dice Julián, uno de los voluntarios que distribuye la comida, que los alimentos son de primera calidad. Algunos de ellos son suministrados por el Banco de Alimentos y otros los obtienen gracias a las donaciones de particulares y empresas.

“Quienes llegan a este comedor lo hacen porque no tienen nada”, afirma Sor Ana Teresa. Muchos de ellos son enfermos alcohólicos o drogadictos cuyas familias hace tiempo que dejaron de luchar por su recuperación. Sin embargo, hay otros que son el resultado de la crisis. Son personas con formación a las que la economía y la mala gestión de esta les ha dejado sin nada. Acuden asiduamente y recogen comida y ropa también para sus hijos, ya que junto al comedor las hermanas tienen un ropero ordenado según lo adecuado de la prenda para las estaciones del año.

Desde 1989 han abierto todos los días sin distinguir entre festivos o domingos. De hecho, destaca Sor Ana Teresa que hay momentos como la Navidad en los que intentan que los usuarios del comedor disfruten de alimentos típicos como polvorones o turrones. Subraya que gracias a la solidaridad de un anónimo que llevaba todo el año ahorrando, una Navidad pudieron ofrecer estos manjares.

La Compañía de Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, a la que pertenece esta comunidad, fue fundada en 1633 y a día de hoy unas 20.000 hermanas repartidas por todo el mundo luchan para aliviar el sufrimiento de miles de personas que no tienen nada. 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Asociación Solidaria "Al Compás" amplía su labor con un centro en Cáceres

 

La Asociación Solidaria “Al Compás”, con sede en Malpartida de Cáceres, ha ampliado su labor con la apertura de un centro en Cáceres. En ese centro, dividido en dos establecimientos, uno de productos de limpieza y otro de venta de patatas asadas y refrescos, los usuarios aprenden a desenvolverse en la sociedad y a ser más autónomos. Cuenta Felipe, uno de los más de 20 chicos y chicas con los que trabaja "Al Compás", que cuando se inauguró la tienda de productos de limpieza, la alcaldesa de la ciudad, Elena Nevado, estuvo allí y se llevó un producto. Lo comenta muy ilusionado y confiado en sus dotes de vendedor.

"Al Compás" surgió con la idea de incorporar al mercado laboral a personas con discapacidad psíquica. Actualmente, desarrollan cuatro grandes proyectos: una lavandería industrial en Malpartida; un economato, y los ya mencionados establecimientos de venta de productos de limpieza y patatas asadas. 

Para guiar a los usuarios hay también trabajadores de apoyo que velan porque el día a día se desarrolle con normalidad. Además de esta tarea, pretenden que sus servicios estén destinados a causas justas. Es el caso de su proyecto “la despensa de un economato inclusivo”, cuyos productos son adquiridos por 130 familias de la comarca tajo-salor con dificultades económicas. Ellos compran alimentos básicos y otros no perecederos como la carne, que no siempre reciben del Banco de Alimentos. Dentro del economato, dos personas con discapacidad despachan a las familias. Para ellos es una manera de emplear su tiempo y para las familias, una forma de poder comprar aquello que necesitan y que no podrían hacerlo de otro modo. La asociación adquiere los productos en grandes distribuidoras, por lo que el precio es barato y además rebajan un 20% el coste para el público. Es ese porcentaje el que debe ser afrontado por la Asociación y es para el que Mariluz Blázquez, la directora del proyecto, solicita más ayuda. La Fundación ha colaborado en 2014 con esta iniciativa haciendo frente a una parte de las nóminas de los trabajadores, que a su vez eran usuarios. 

Mariluz explica que entre los logros este curso destaca el de haber contribuido a que uno de los usuarios aprobara una oposición al cuerpo de celadores. Sin embargo, no todos tienen esa capacidad para prepararse este tipo de pruebas y por ello, su trabajo en la Asociación está ligado al desarrollo de tareas básicas de la jornada. También realizan manualidades y artesanía que después venden para obtener fondos. Una de las usuarias con síndrome de down explica la técnica empleada en la confección de las alfombras y mientras habla, procura que ninguno de los trozos de lana se escape. Parece alegre, al igual que el resto de sus compañeros, a los que Al Compás les ha aportado unas ganas de vivir que en algún momento creyeron perdidas.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Fundación Valhondo colabora desde 2005 con la Unidad de Atención al Estudiante universitario

La Fundación Fernando Valhondo Calaff colabora desde 2005 con la Unidad de Atención al Estudiante (UAE), un grupo de trabajo que facilita el día a día de los universitarios con discapacidad y/o necesidades especiales y en el que prestan sus servicios una trabajadora social, una psicopedagoga y una psicóloga.

Los usuarios son personas que arrastran estas circunstancias desde la Educación Secundaria y que acceden a la Universidad con una valoración previa. El principal objetivo de la UAE es que los chicos y chicas puedan estudiar en igualdad de condiciones. En definitiva, que sus circunstancias ni les perjudiquen ni les beneficien.

Además de estas trabajadoras, a la UAE están vinculados el vicerrector de estudiantes y empleo, Ciro Pérez; el secretario del vicerrectorado, Rafael Barroso y al menos, un profesor en cada centro universitario. Estos docentes sirven de enlace y apoyo en todas las acciones que la Unidad desarrolla en los centros.

Dentro de las acciones de la UAE figura la de llevar a cabo campañas de información y sensibilización dirigidas a la comunidad universitaria y a la sociedad en general, acerca de las circunstancias de la rutina de las personas con discapacidad. Igualmente, colabora a la hora de impartir cursos, seminarios y jornadas que se organizan en la Universidad de Extremadura.

Respecto a las cifras del curso 2013-2014, incluidas dentro de la memoria, la UAE señala que dos personas con discapacidad física se presentaron a las pruebas de acceso a la universidad para mayores de 25 años y un total de 27 alumnos a las Pruebas Generales de Acceso a la Universidad en las convocatorias de junio y julio.

Asimismo, según la UAE, el curso pasado había 142 alumnos con un grado de discapacidad reconocida igual o superior al 33% matriculados en la Universidad de Extremadura.

La Fundación concede una ayuda anual de alrededor de 7.000 euros con los que se han podido hacer frente a los gastos generados de la creación de una base de datos para almacenar las intervenciones efectuadas con todos los estudiantes. Esta labor ha requerido la contratación de un técnico de apoyo del Servicio de Informática de la UEX.

Otro de los proyectos subvencionados ha sido la puesta en marcha las adaptaciones curriculares para los estudiantes con discapacidad auditiva que cursan enseñanzas de idiomas en el Instituto de Lenguas Modernas (ILM). Se trata de vídeos grabados por los mismos profesores del ILM.

Desde la Fundación resaltamos el trabajo desempeñado por esta Unidad que logra devolver a muchas personas la ilusión por el esfuerzo y las ganas de superarse. 

Enhorabuena

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Fundación Valhondo felicita a FEAFES-CÁCERES en su XXV aniversario

La Asociación de familiares y personas con enfermedad mental de Cáceres ( FEAFES- CÁCERES), con la que colabora la Fundación Fernando Valhondo Calaff, celebra en 2015 su XXV aniversario. Desde la Fundació agradecemos su labor en todos estos años y destacamos su lucha por conseguir que la imagen de la enfermedad mental sea más positiva. 

Que sean muchos más y ojalá que cumpláis todos vuestros objetivos. 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Fundación Valhondo felicita al Cáceres Baloncesto por su ascenso a la LEB ORO

La Fundación Fernando Valhondo Calaff felicita al Cáceres Patrimonio de la Humanidad Club de Baloncesto por su reciente título en la Liga Adecco PLATA y el merecido ascenso a la Liga Adecco ORO. 

Enhorabuena a los jugadores por su esfuerzo y también al cuerpo técnico y a la Junta Directiva, pues entre todos han conseguido que la ciudad disfrute con el baloncesto. Este último partido ha sido un broche magnífico a la temporada.

Durante todo el año y desde hace cinco, la Fundación habilita una grada dentro del Pabellón Multiusos de Cáceres para que miembros de asociaciones sociales acudan a apoyar al equipo. La Fundación agradece al club su disponibilidad y a las asociaciones su asistencia.

Deseamos que el éxito os acompañe también la temporada que viene. ¡Mucha suerte!

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

El Taller “El Zagal” de Cáritas cumple una década de servicio a la infancia

El origen del taller Infantil “El Zagal” se remonta diez años atrás, cuando el fenómeno de la inmigración se hizo palpable en Cáceres. Entonces, la Parroquia de San Mateo inició un proyecto que Caritas retomó y que ha prolongado hasta la actualidad. “Los inmigrantes llegaban la ciudad y venían a Caritas pidiendo ayuda. Nosotros les buscábamos un trabajo y debían dejar a sus hijos con alguien, pero no tenían dinero”, explica el delegado de Caritas de la Diócesis Coria-Cáceres, José Manuel López Pereda.

Taller Infantil “El Zagal” En la actualidad, el taller, en el que colabora la Fundación Valhondo, tiene horario vespertino, de 16:00 a 20:00 horas, pero hubo una época en la que también se abrió por la mañana. Además de una persona contratada, acuden habitualmente una veintena de voluntarios, de los cuales, un gran porcentaje son mujeres. En 2014, se han beneficiado 15 familias y sus correspondientes 25 niños.

Instalaciones llenas de colorido reciben a los pequeños, que disfrutan de múltiples atenciones, incluso se les da la merienda, según explica la actual educadora social, Cristina Parra. Ella empezó en enero como voluntaria y después de tres meses, ha cubierto una baja maternal.

Cristina habla maravillas del servicio que prestan en el taller y es que, a los niños que acuden, se les ayuda con las tareas del colegio, se les refuerza en las distintas materias y se les enseña a relacionarse. Esto último, cree la joven, es la principal carencia de los pequeños, que encuentran multitud de obstáculos para integrarse. Además de apoyo escolar, participan en talleres de manualidades, lectura y todo tipo de juegos.

Otro de los factores que intentan reforzar es la alimentación que, según Cristina, a veces es descuidada por el ritmo de vida que llevan sus familias. Sobre la alimentación infantil, tan puesta en duda últimamente, López hace hincapié en que desde Caritas se ayuda, por ejemplo, con el reparto de leche para bebés. También colaboran con las familias para que puedan afrontar los gastos inesperados que generan los pequeños. “No se trata de algo matemático, sino que estamos para echar una mano”, asegura. Cocina del taller

El taller está dividido en seis áreas, entre ellas, un aula “académica”, una cocina donde preparan la merienda, los baños y una zona especial para bebés. También tienen un aula más grande donde juegan los mayores y un despacho de usos múltiples.

Según explica López, al comienzo eran todos inmigrantes, pero ahora algunos han regresado a sus países de origen y la situación ha cambiado. En 2015 atienden a hijos de cacereños y a niños de inmigrantes que ya han nacido en Cáceres. El perfil es variado, muchos de ellos no tienen trabajo, otros provienen de familias desestructuradas aunque en definitiva, reitera López, son “los últimos” de la sociedad, porque, según destaca, Caritas ayuda a quienes no tienen nada. Desde hace algún tiempo también prestan servicios a familias que teniendo trabajo, siguen siendo pobres.

El responsable cacereño aclara que el taller no es una guardería como tal y que tampoco es un lugar donde “aparcar” a los niños, cuyas edades oscilan entre los nueve meses y los 13 años.

Almacén de juegosLópez comenta que los padres de los niños son usuarios habituales de Caritas a los que se les aconseja llevar al taller a los pequeños cuando la situación así lo requiere. Esos niños forman parte de una infancia por la que la organización católica lucha cada día y que, según López, está vinculada al desarrollo del núcleo familiar. "No hay derecho a que un niño se quede sin vacaciones", afirma, y se pregunta “quién se preocupa de eso” y automáticamente responde: “los padres no pueden llevarlos de veraneo”.

La familia es vital para el desarrollo de los niños, y así lo cree también Cristina, quien adelanta que en los próximos meses pretenden trabajar con los padres en ámbitos como la amistad y las relaciones sociales o la alimentación y los hábitos saludables.

Tanto Cristina como José Manuel López coindicen en resaltar la figura del voluntario porque, en su opinión, “Caritas sin voluntarios no tiene sentido”.

Finalmente, López abre un nuevo camino para la caridad. “La nueva pobreza del siglo XXI es encontrarte a personas que no tienen nadie con quien hablar”, lamenta. “Son personas que viven a nuestro lado y en nuestra misma calle”, concluye.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Fundación Valhondo concede en 2014 ayudas sociales a un total de 25 asociaciones sin ánimo de lucro

Se han destinado 75.000 euros para que las asociaciones beneficiarias pongan en marcha sus proyectos sociales durante el año 2014

Un año más, y ya van 30, (desde 1985), La Fundación Valhondo Calaff ha resuelto la concesión de ayudas sociales para 2014, que en esta ocasión han sido otorgadas a 25 asociaciones cacereñas sin ánimo de lucro. Estas entidades se beneficiarán de los 75.000 euros que la institución ha destinado para la realización de sus proyectos sociales.

De las 38 asociaciones que han presentado sus iniciativas a la conovocatoria de 2014, finalmente, el Patronato de la Fundación ha decidido conceder distintas cantidades a 25 asociaciones.

Asociaciones destinatarias

Las asociaciones beneficiarias de las ayudas 2014 y sus correspondientes proyectos financiados han sido los siguientes:

  • Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres y su Taller infantil 'Zagal'.
  • Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras Demencias del Valle del Ambroz y Trasierra Tierras de Granadilla (AFEAVA), para la Intervención de Musicoterapéutica con enfermos de alzheimer y otras demencias.
  • Asociación Católica Internacional de Servicios a la Juventud Femenina (ACISJF), para atender y apoyar a menores desfavorecidos proporcionándoles un hogar y recursos que avalen sus derechos naturales.
  • Teléfono de la Esperanza, con el objetivo de promocionar la salud emocional en la población en general y de una manera especial en colectivos de riesgo como los adolescentes, los mayores, los inmigrantes y los reclusos.
  • Cruz Roja Española (Comité Provincial de Cáceres), para apoyar de forma urgente a la población ante situaciones de vulnerabilidad. 
  • Asociación de Alcohólicos Nominativos Extremeños (ANEX), que ha puesto en marcha un aula de informática como taller de terapia ocupacional.
  • Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y su servicio de ayuda a domicilio para enfermos oncológicos en cuidados paliativos.
  • Federación Extremeña de Asociaciones de Personas Sordas (FEXAS), para impulsar el empleo entre las personas sordas. 
  • Asociación de Padres para la Integración en Cáceres (ASPAINCA), que logró activar el Punto de impulso laboral para personas con discapacidad intelectual "Laborando".
  • Hermanos de la Cruz Blanca y su tarea de proporcionar "unas merecidas vacaciones" a los más necesitados. 
  • Asociación Solidaria de Integración ‘Al Compás’, para crear un economato inclusivo: 'La Despensa al Compás'.
  • Asociación de Familias de Personas con Transtorno del Espectro del Autismo (AFTEA) y su objetivo de conseguir una Alianza que facilite la coordinación con Centros Educativos
  • Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Plasencia (FEAFES) Plasencia, que ha puesto en marcha un programa de integración laboral.
  • Asociación de Familias Numerosas del Norte de Extremadura (AFANORTEX) y su Banco de Alimentos, de Recursos y Empleo. 
  • Asociación 'Colectivo La Calle' , que ha puesto en marcha el Programa de inserción sociolaboral con colectivos en riesgo de exclusión social (personas sin hogar, jóvenes con adicciones, mujeres, inmigrantes."Emple@te 2014"
  • Asociación Pro-Personas con Discapacidad Intelectual "Francisco de Asís", para desarrollar un taller de estimulación cognitiva.
  • Asociación Oncológica Extremeña (AOEX) y su "Proyecto mariposas", que pretende insertar en la red sanitaria asistencial el Centro de Descanso Mariposas como un recurso del sistema.
  • Proyecto Hombre, para desarrollar una Jornada formativa e informativa sobre los proyectos con el colectivo drogodependiente y las posibilidades de actuación del voluntariado en esa área. 
  • Banco de Alimentos de Cáceres, para comprar alimentos infantiles. 
  • Fundación INPA-FRAMGUAD, que ha apostado por la atención psicológica gratuita y continuada a familias con escasos recursos económicos e hijos menores con comportamientos agresivos y/ o adictivos en grave riesgo de exclusión social.
  • Asociación Síndrome de Down de Cáceres, que pretende que su colectivo adquiera día a día más autonomía. 
  • Residencia de Mayores San Martín de Porres y su programa de Intervención terapéutica integral para personas mayores con deterioro cognitivo.
  • Centro Especial de Empleo San Jorge en Cáceres, para lograr la Inclusión Social de personas con discapacidad a través del empleo con apoyo.
  • Asociación Alzhei de Montánchez, que busca ayudar de forma directa a los enfermos de alzheimer y a sus familiares. 
  • Residencia de Ancianos Santa Isabel y su Programa de Atención Integral a las personas mayores.  

>> En los próximos meses se publicará en la página web la nueva convocatoria para 2015.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

26/01/2015 - La Fundación Valhondo convoca una beca para licenciados en Periodismo o en Comunicación Audiovisual

Convocatoria de beca de la Asociación de la Prensa.

>> Para descargar las bases pulse aquí.

>> Para descargar la instancia de solicitud pulse aquí.

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

20/06/2014 - La Fundación Valhondo convoca una beca para licenciados en Periodismo o en Comunicación Audiovisual

Convocatoria de beca de la Asociación de la Prensa.

>> Para más información pulse aquí.

 

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

9/05/2014 - La Fundación Valhondo convoca las ayudas 2014 para las Asociaciones sin Fines de Lucro

Convocatoria de ayudas 2014.

>> Para más información pulse aquí

 

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

23/12/2014 - Becas 2014 Prórroga

El Patronato de la Fundación Valhondo Calaff abre la convocatoria para la solicitud de la prórroga de las 13 becas vigentes. El plazo de entrega de solicitud finalizará el 30 de diciembre.

>> Para más información pulse aquí

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

10/06/2013 - La Fundación Valhondo concede ayudas sociales a un total de 32 asociaciones sin ánimo de lucro

Se han destinado un total de 85.000 euros para que las asociaciones beneficiarias pongan en marcha sus proyectos sociales durante el año 2013

La Fundación Valhondo Calaff ha resuelto la concesión de ayudas sociales para este año 2013 a favor de 32 asociaciones cacereñas sin ánimo lucro. Estas entidades se beneficiarán de los 85.000 euros que la institución ha destinado para la realización de sus proyectos sociales.

Más de 50 colectivos han presentado sus trabajos a la convocatoria de 2013. Finalmente, el Patronato de la Fundación ha decidido conceder distintas cantidades a 32 asociaciones. De manera excepcional, y debido a los momentos de dificultad económica, la Fundación ha valorado especialmente aquellos proyectos destinados a cubrir las necesidades básicas de los colectivos más desfavorecidos.

Asociaciones destinatarias

Las asociaciones beneficiarias de las ayudas correspondientes al ejercicio de 2013 son las siguientes:

  • Asociación Católica Internacional de Servicio a la Juventud Femenina
  • Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres
  • Cruz Roja Española. Comité Provincial de Cáceres
  • Movimiento Junior de Acción Católica
  • Asociación de Alcohólicos Nominativos Extremeños
  • Asociación Española Contra el Cáncer
  • ASPAINCA
  • Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental FEAFES
  • Asociación de Niños con Déficit de Atención e Hiperactividad
  • Casa Familiar Virgen de la Montaña (Hnos. Cruz Blanca)
  • Asociación ‘Novaforma’. Centro Especial de Empleo
  • Asociación Solidaria de Integración ‘Al Compás’
  • Asociación Alzhei Comarca de Montánchez
  • Cáceres Ciudad del Baloncesto
  • Asociación de Ayuda en Carretera D.Y.A Extremadura
  • Asociación  de Familias Numerosas del Norte de Extremadura
  • Asociación Colectivo ‘La Calle’
  • Asociación Pro-Personas con Discapacidad Intelectual ‘Francisco de Asís’
  • Hogar San Vicente de Paúl
  • Asociación Oncológica Extremeña
  • Obra Social La Milagrosa
  • Asociación Síndrome de Down de Cáceres
  • Asociación Redmadre de Extremadura
  • Asociación de Caridad de San Vicente de Paúl
  • Fundación Centro Santa Bárbara. Proyecto Hombre Extremadura
  • Banco de Alimentos de Cáceres
  • Asociación de Discapacitados de Casar de Cáceres
  • Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales de Cáceres
  • Asociación de Ayuda a Personas en Exclusión Social 'Aldea Utopia'
  • Fundación Humanismo y Democracia
  • Asociación Síndrome de Down de Plasencia
  • Fundación INPA-FRAMGUAD 

 

 
 

 

 

 

X
Escriba su nombre de usuario en www.fundacionvalhondo.com.
Escriba la contraseña asignada a su nombre de usuario.
Cargando